La apatía del testigo es la relación inversa que existe entre el número de personas que podrían emprender una acción y el número de personas que en realidad lo hacen. Cuantas más personas haya disponibles, menos responsables se sentirán de tener que emprender una acción en concreto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *